miércoles, abril 19, 2006

y volar, volar...


Hace más o menos dos semanas volé en parapente y
todavía me dura la chochera. Fui de pasajera y me pareció perfecto. Como piloto iba la versión humana de un dragón, un ser que pensé que existía sólo en la mitología: un yugoslavo. Casi tan increíble como el vuelo resultó conocer a alguien que tiene ascendencia croata, bosnia, macedonia, servia, eslovena... Algo así como una copa Martínez que, pudiendo reventar, prefiere tirarte pa' arriba.





De un momento a otro estuve en el cielo en un vuelo que duró cincuenta minutos, desde la Tierra algunos humanos saludaban ¿habrán sentido envidia?








Quiero repetir mi gran aventura, si quieren saber más
detalles pueden leer AQUI lo que escribí para El Morrocotudo.




2 comentarios:

Olie dijo...

¡Hola Zorka!:
Vine a saludarte apenas descubrí tu comentario en un antiguo post, del 21 de noviembre.
Vivo y trabajo en Antofagasta. Te doy mis emails para que estemos en contacto.
Me interesan mucho mis raíces croatas: de hecho, mi hija baila en el grupo Ladarke, para el Festival de Colectividades Extranjeras de Antofagasta y cada vez que la Hrvatski Dom lo requiere.
Un gusto saber de ti y leer los post de esta página.
¡Quié valiente para volar! Yo sufro de vértigo (herencia de mi padre).
Un fuerte abrazo:

Olie
(Olga Zlatar)
oliezlatar@yahoo.com.ar
oliezlatar@hotmail.com

Ignacio dijo...

Que tal...en qué estabas volando en aquella foto? ultralight? en mi infancia mi padre tenía uno y volávamos en Iquique!